Su amo falleció pero el no ha podido separarse de su tumba.

El amor de un perro traspasa las fronteras de la muerte !

Resulta, que İsmail Öztürk falleció en el 2014, y su perro Zozo no encontró consuelo. Tal fue así que un día después de la muerte de İsmail, la familia no encontraba a Zozo. Preocupados, salieron a buscarlo y lo encontraron en la tumba de su dueño.

notasdemascotas

El hijo de İsmail, Zafer Öztürk, a partir de ese día empezó a acompañar a Zozo a visitar la tumba del amigo inseparable. İsmail descansa cerca de su casa, en un terreno propicio. Zafer comenta que puede sentir el sufrimiento del perro al llegar a la tumba de su dueño, su tristeza no ha encontrado consuelo.

notasdemascotas

Es una historia realmente conmovedora que reafirma los lazos que los humanos construimos con los animales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *