Atrapados por la sequía

Unos 70 biólogos y rescataron el domingo a dos de los nueve delfines de agua dulce que quedaron atrapados en un río debido al bajo nivel del agua.

“En este primer operativo de rescate se logró trasladar a dos bufeos (delfines de agua dulce) de un peso entre 30 a 40 kilos; podríamos decir que son dos buceos jóvenes. Nos faltaría rescatar a los otros siete”, dijo a AP Rodrigo Quintana, encargado de medio ambiente de la empresa Gas Trans Boliviano.

Los nueve delfines de agua dulce quedaron atrapados desde principios de julio en el río Pailas , al norte de la ciudad de Santa Cruz, cuyas aguas bajaron de nivel debido a la deforestacion y la sequía agravada por el fenómeno climático de El Niño.

Fueron capturados por medio de varias redes grandes y luego se les subió a un coche. Había helicópteros disponibles por si se presentaba alguna emergencia.

En un principio, los dos delfines fueron colocados en vehículos todo terreno, adaptados especialmente para ellos. Fueron trasladados unos dos kilómetros por tierra hasta botes inflables y de aluminio acolchonados, donde se les desplazó para luego soltarlos en un lugar donde hubiera un nivel mayor de agua. Durante el traslado se les mojaba y humedecía con toallas, señaló Quintana.

En cada bote iba un biólogo especializado en este tipo de mamíferos. Se aproxima que el primer operativo costó unos 20.000 dólares.Resultado de imagen de delfines atrapados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *