Capitán, el perro que no abandona a su dueño ni en la tumba

Capitán, el perro que vive al lado de la tumba de su dueño

Desde que Miguel murió, su perro Capitán se siente solo. La forma en que manifiesta esta soledad  y estar más cerca del que fue su amo y cuidador es acercándose cada día a la tumba, en la ciudad argentina de Córdoba, y tumbándose encima.

Según dijo la esposa de Miguel, el perro fue un regalo para su hijo. Días después del fallecimiento de Miguel, Capitán desapareció de casa; estuvo durante un tiempo durmiendo en la calle, hasta que le perdieron el rastro.

Un día, madre e hijo fueron a visitar la tumba de Miguel y se encontraron allí a Capitán. “El perro se nos acercó ladrando, como si llorara”, confiesan. Aunque lo llamaron el can permaneció inmóvil, en la tumba. Una semana más tarde volvieron al cementerio y se toparon de nuevo con Capitán. Esta vez regresó con ellos a casa, pero sigue visitando la tumba de Miguel a diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *