Un chico de 5 años, grave tras haber sido picado por un alacrán.

Fue picado en el cuello mientras dormía en su cama. En las primeras 24 horas sufrió cuatro paros cardíacos. La familia reclama que fumiguen la vivienda.

Un nene de 5 años se encuentra internado en terapia intensiva tras haber sido picado por un alacrán mientras dormía en su casa de Palermo. El 7 de enero último Tobías fue picado en el cuello. Según contó su papá, el chico se despertó en plena madrugada gritando y llorando, decía que algo lo había picado.

Un chico de 5 años, grave tras haber sido picado por un alacrán en su casa de Palermo

“Eran las 5.30 de la madrguda. El nene lloraba y se retorcía. Entonces empecé a buscar en la cama, entre las sábanas. Y ahí lo vi, era un alacrán. Lo agarré con una franela y lo puse en un frasquito. Nos vinimos corriendo al Sanatorio Güemes, el nene ya se sentía con náuseas”, recuerda Gastón, el papá.

“Lo subieron a terapia intensiva y ahí me dijeron que en el Posadas estaban preparando el antídoto, que lo iban a mandar a buscar con una ambulancia. Les dije que iba yo, que si corría riesgo la vida de mi hijo no iba a esperar una ambulancia”, añade. Entre que fue y volvió al Posadas, Tobías ya había empezado a descompensarse.

“Cuando volví ya empezó a tener convulsiones. En las primeras 24 horas tuvo cuatro paros cardíacos, fue cuando estuvo en estado más crítico. Le dieron la dosis máxima posible del antídoto. Pero la toxina alcanzó a tomar la parte izquierda de su corazón, que dejó de bombear”, relató el papá. La picadura fue en la madrugada del sábado 7 de enero. Y para el lunes los médicos les informaron que ya no había más nada que hacer, que habían hecho todo lo posible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *