Su compañero tiene autismo y no quiere ir solo al hospital así que esto es lo que hace su fiel amigo por el

 James,  es un niño de 9 años con autismo, el mundo puede ser un lugar muy confuso y aterrorizante.

James no puede hablar y se siente muy incómodo cuando lo tocan.

Afortunadamente, James tiene a Mahe, su devoto perro de asistencia que nunca se separa de su lado.

Facebook

Recientemente, James tuvo que ir al hospital para un chequeo y Mahe no se apartó de él ni un instante. No solo lo dejaron entrar al hospital, sino que también le permitieron echarse en su cama.

Facebook

Incluso aunque otros humanos lo estaban cuidando por él, no se apartó de su lado y lo calmaba con su hocico.

Facebook

Él solo miraba a James y parecía realmente preocupado,” dijo la mamá de James.

Facebook

Su ayuda en el hospital no tiene precio, pero Mahe y James son los mejores amigos desde hace dos años y medio.

Facebook

Además de prevenir que James se aparte mucho de su familia y se pierda, Mahe sabe cómo hacerlo recuperar la calma cuando se siente ansioso y temeroso.

Facebook

Hay cierta magia entre los niños con autismo y sus perros de servicio. Los perros saben cómo tratar a los niños y los niños, a veces, prefieren mantener más contacto visual con sus perros que con sus propios padres y hermanos.

Comparte!!

EN FACEBOOK WHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *