Escapo de una muerte segura y adivina a quien fue por ayuda.

La tranquilidad de un concurrido supermercado de Massachusetts  se vio interrumpida por la aparicion de un pobre perro pit bull severamente demacrado.

El perro entró en la tienda alrededor de las 6 de la mañana con evidentes signos de haber sido maltratado durante mucho tiempo.

El perro fue re bautizado, “Sully Doe” y pesaba 13 kilos casi la mitad del peso de un pit bull normal en buen estado de salud.

 

39b944fddc96a3d6641db95470db182d

Sully Doe tenia infeciones en sus oidos oídos y quemaduras de cigarrillos en su cuerpo.

Es increíble cómo este perro, que fue tan claramente lastimado por los seres humanos, fue en busca de la ayuda de los seres humanos!

Una prueba más de que los perros no son criaturas viciosas  y que consideran los seres humanos parte de su manada.

Sully Joe hoy esta en buenas manos y esperamos que ningun otro perro pase por las manos de sus antiguos dueños, a los que ni siquiera se los puede llamar gente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *