Estaba a punto de SER SACRIFICADA en una granja de carne, AUNQUE PERDIÓ SUS PATAS SALVÓ SU VIDA

Chi Chi es una adorable perrita Golden Retriever de aproximadamente dos años que estuvo a punto de ser sacrificada para ser vendida en Korea del Sur. El mercado de carne de perro es la industria responsable de la muerte de  más de dos millones de perros al año.

Cuando  descubrieron  a esta pobre perrita en un basurero de las afueras de la ciudad, fuera de una granja de carne de perro, sus patas estaban a punto de desprenderse de su cuerpo, que estaban llenas de cortes y magulladuras. Los dueños de la granja la determinaron no apta para ser ingerida, así que la tiraron a la basura como si fuese un simple desperdicio. ¡Qué terror es saber que existen seres humanos que son capaces de esas atrocidades!

perro-perdio-patas1

Los veterinarios se vieron en la obligación de amputarle las patas para que pudiese sobrevivir. No obstante, perder sus miembros no la limitó para disfrutar de su libertad. Seguramente la aprecia mejor que nadie porque ha vivido el maltrato y el encierro ella misma. Un día después de la cirugía ya estaba divirtiéndose con sus juguetes. 

Una organización de rescate llevó a Chi Chi a los Estados Unidos para que recibiera un tratamiento más
especializado y un nuevo hogar donde recibir cariño. Una familia en Arizona, Elizabeth y Richard Howell, se enteraron del caso de la perrita y decidieron adoptarla además de proveerle el tratamiento especial que necesitaba.

perro-perdio-patas2

La familia ya convive con tres perros rescatados y para nada estaban buscando un nuevo miembro, pero esta increible historia les conmovió y  decidieron darle todo el amor que tanto merece esta preciosidad de perrita.

Los primeros meses tuvieron que envolver sus patas con  vendas para que estuviera cómoda. Hicieron una búsqueda exhaustiva para encontrar la mejor solución al problema y finalmente dieron con un veterinario especialista que le hizo unas prótesis perfectas para sus patitas. perro-perdio-patas3

Desde recibió las prótesis, Chi Chi ha podido correr junto a sus amigos perros y jugar tranquilamente. La familia la está entrenando para convertirse en perro terapeuta para pacientes con amputaciones y les brinda mucha ayuda. Es la labor perfecta para ella, seguro que ayudará a muchos con su personalidad angelical. ¡Chi Chi es totalmente un ejemplo a seguir! perro-perdio-patas4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *