Hachiko el perro que gracias a su lealtad salvo a su raza

 

Hachiko, el que salvó a su raza gracias a la fama adquirida por su lealtad

los_perros_mas_fieles_6

Hachiko, un perro de raza Akita inu nacido en 1923, viajó junto a su dueño, un profesor llamado Hidesamuro Ueno, hasta la ciudad de Tokio. Allí Hachiko se acostumbraría a su vida cosmopolita, yendo todas las noches hasta la estación de trenes Shibuya para recibir a su amo cuando éste llegaba del trabajo.

Resultado de imagen de akita inu heiko

 

 

En 1925 muere Ueno, y  Hachiko queda  abandonado en las calles de Tokio. No obstante, durante 11 años volvería fielmente todas las noches a la estación de trenes, exactamente a la hora en la que llegaba el tren que solía tomar su dueño.

 

Resultado de imagen de akita inu heiko

Unos años más tarde, un antiguo alumno de Ueno se enteró de la historia y decidió publicarla, saltando así a todos lo medios nacionales de Japón. Gracias a esto, Hachiko se ganaría la fama a nivel nacional y se escribirían cientos de historias y poemas en su memoria. Sin embargo, y más importante aún, Hachiko salvaría a su raza ya que solo quedaban 30 Akitas puros en todo el Japón.

 

A partir de ese momento, la demanda de esta raza hizo que se preservara cuidadosamente, habiendo en la actualidad miles de ellos y, por eso, se le recuerda también con una estatua cerca de la estación de Shibuya.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *