PIDAMOS AL DISEÑADOR MICHAEL KORS QUE DEJE DE VENDER PELAJE

¿Quién querría ponerse el pelaje de los animales que son encarcelados toda su vida y privados de todo lo que es importante y natural para ellos antes de ser asfixiados, golpeados, electrocutados o despellejados vivos? La respuesta: nadie que se haya tomado el tiempo de ver cómo se le saca el pelaje a su portador original.

 

 

Pero Michael Kors continúa vendiendo el material cruelmente obtenido, a pesar de saber por PETA que los animales sufren en la industria del pelaje.

Cada año, los granjeros de las granjas peleteras usan los métodos de matanza más baratos disponibles (incluyendo rotura de cuello, asfixia, envenenamiento y electrocución genital), que mantienen el pelaje del animal intacto, pero les causa un intenso sufrimiento. Los trabajadores cuelgan a los animales de sus patas o rabos, les pisotean el cuello si luchan, y les quitan la piel y el pelaje por la cabeza. Después son tirados sobre una pila de cuerpos en la que algunos permanecen vivos – jadeando con bocanadas exhaustas – hasta por 10 minutos.

Michael Kors vende cientos de artículos de pelaje, en cualquier momento dado. Y lo que es peor, no existe una sola ley federal de matanza humanitaria para proteger a los animales matados por su pelaje. Además, las atroces condiciones de vida de la industria del pelaje y los métodos de matanza son notablemente uniformes en todo el mundo. Es por eso que cientos de los mayores diseñadores y cadenas – incluyendo a Ralph Lauren, Tommy Hilfiger, Calvin Klein, Vivienne Westwood, J.Crew, Gap Inc. y The Kooples – ya han prohibido ese material.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *