Un perezoso aferrado a la carretera

El perezoso había intentado cruzar la carretera

pero el miedo a ser atropellado le hizo quedarse agarrado al poste del quitamiedos, donde lo encontró la Policía. Los agentes devolvieron al animal a su hábitat natural después de que un veterinario confirmara que se encontraba en perfecto estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *